07 febrero, 2011

Biceps "Muñeco de Ficción"




Yace casi como en el sueño de los justos este vinilo en formato single en mi discoteca, arrumbado como si ya el tiempo se hubiera olvidado de otros años en que giró victorioso e incansablemente en el plato giradiscos.

El dúo Biceps tuvo una historia muy breve. Su música estaba directamente basada en la explosión techno que a mediados de los ochenta se desarrollaba en plena movida madrileña sin embargo.

No había un sólo instrumento. Sólo el frío teclado pero cálido al tacto que generaba en ocasiones sonidos ampulosos pero bien construidos. Platino, Azul y Negro fueron algunos de los grupos que lo desarrollaron como eje de sus composiciones.

Formado por Antonio García Cortés y José Luis Ortega que además se encargaban de la composición, estaban producidos por Miguel Ángel Arenas que años después haría la misma labor con Alejandro Sanz.

Su techno-pop fue flor de un día. Llegaron en 1985 y unos meses después del rutilante éxito de su principal canción Muñeco de Ficción que llenó las efe emes de todo el país, pistas de baile y programas de televisión, desaparecieron para siempre.

Sólo nos queda un EP y un único álbum llamado Vampiresa, ambos encabezados por su único éxito, el citado Muñeco de Ficción. Siquiera hay detalles, accesibles al menos, que nos aclaren sus orígenes, si continuaron trabajando en el medio como compositores o abandonaron la música.

Jamás sabremos qué hubiera ocurrido con le evolución de su sonido, si habrían sido capaces de sobrevivir al colapso del sintetizador.



1 comentario:

Intercambio de revistas dijo...

gracias por tu seccion VIEJOS VINILOS de tu blog (aunque sea extraño que no disponga VER PERFIL COMPLETO).estuve una tarde viendo un canal de youtube APLAUSOTV sobre el mítico programa- llevado por un pirata con miedo de que le pirateen -por eso incluye un rótulo gigante- y al que agradezco su trabajo- con cientos de vídeos y descubrí que entre tantísima música española -90 x ciento- había 3 joyas -PIEL MORENA, LAS MANOS QUIETAS Y MUÑECO DE FICCION (el baile de éste cantante vale más que la movida madrileña)-